martes, junio 27, 2006

psico-percepción

Mi empleo se lleva gran parte de mi tiempo. No se porque acabe en esta profesión. Mi padre quería que estudiara medicina, mientras que mi madre hubiera sido feliz si me hubiera convertido en ama de casa. Ninguna de esas dos opciones me interesaba. El diseño de interiores me llamo la atención desde mi adolescencia. Siempre he trabajado mejor bajo presión, y en mi profesión es algo esencial. Mis clientes, la mayoría parejas recién casadas aveces hacen comentarios como:
-¿Como haces para que todo este en orden?-
-Todo parece estar en el sitio adecuado...donde siempre debieron estar
.-
Ironía.
Puedo pensar en la iluminación, en los costos, en colores, muebles;puedo hacer que una oficina tengo ese "look" sofisticado y profesional, o puedo hacer que una habitación tenga ese toque moderno y hogareño a la vez. Puedo hacer eso bajo presión.
Puedo decir este mueble aquí, este mueble allá, este color aquí, este color allá.
Orden. Color. Vida. Perfección.
Ironía.
¿Y mi vida?
Un desorden y sin colores.
Ironía.
Las paredes de mi departamento son todas blancas, no hay nada que le de color. Tengo los muebles necesarios, y muy pocos adornos. En la pared solo hay fotografías de paisajes que me regalo un amigo.
Siempre uso las ventanas como puntos referentes para empezar mi trabajo.
Mi departamento tiene dos ventanas.

5 comentarios:

Priscila dijo...

A veces es ironico como podemos ser diferentes en cosas que realmente nos involucran por que se vuelven parte de nuestra vida. Que podamos ser capaces de reflejar las cosas de tal manera que pareciera que es el reflejo de lo que somos, cuanod en realidad somos distinto a ello. Me ha pasado, das una imagen que tu misma no puedes sustentar cuando volteas hacia ti.

Lindo blog, nena. Escribe seguido.

Saludos.

Asmadeus dijo...

Me duele haber llegado tan tarde a este festín de letras. Siento que me estaba perdiendo mucho.

Por suerte, estas palabras no se las llevará el viento.

Mis felicitaciones.

Ernest dijo...

... eso se llama MINIMALISMO...

Tamara Blue dijo...

Un día encontrarás ese color y esa vida que le das tu a los demás.

Anónimo dijo...

Pero piensa que si esas 2 ventanas tienen hermosas vistas, valdrán mucho más que mil ventanas juntas. No es necesario un gran ventanal para apreciar un bonito paisaje, a veces sólo hay que saber mirar a través del cristal...