miércoles, junio 25, 2008

una pequeña luz...

Ya perdí la cuenta de las veces que me he sentado frente al monitor queriendo escribir para acabar haciendo cualquier otra cosa. Esta vez si que abandone el lugar, más de dos meses sin pararme por aquí…
Han pasado muchas cosas, esa es buena excusa. He tenido mucho trabajo, esa es otra. Y aunque si han pasado muchas cosas y aunque si he tenido mucho trabajo, la verdad es que no había querido escribir. Desde que empecé a escribir en un diario hace muchos años, lo hice con el único propósito de entender lo que me pasaba. Era más fácil escribirlo en algún pedazo de papel que contárselo a alguien. Escribía sin parar, a veces llorando para después volver a leerlo y reírme de lo absurdo que sonaba todo.
Estos dos meses han sido…no sé ni como describirlos. ¿Una montaña rusa de emociones? Tal vez.
Andrés y yo tuvimos una discusión que no sé si en algún momento se pueda olvidar por completo. Ahorita ve una película, y cada vez que volteo a verlo, me sonríe y me manda un beso porque sabe que eso siempre me hace reír.
-¿Qué tanto haces?-
-Escribiendo-
-¿Una carta de amor para mi? Debes empezar con un ‘querido, adorado y sexy Andrés…’-


-------------------------------------------------------------
Entrada del diario domingo, 4 de mayo, 2008
No sé porque acepte ir a esa reunión el viernes. Por tres años seguidos cada vez que Andrés me invitaba, mi respuesta siempre fue no.
Pero esta vez cuando me lo pidió, le dije si sin recordar que Marlene trabaja con él. Cuando lo recordé ya era tarde, ya estaba frente a mi saludándome y preguntándome que era de mi vida. Nos habíamos sentado con dos amigos de Andrés, pero cuando llego ella, mi vocabulario se redujo a unas cuantas palabras. No podía concentrarme en lo que decían, solo escuchaba la risa suave de Marlene, en como le llamaba cariño y en la forma en que tomaba del brazo a Andrés cuando decía algo gracioso.
Marlene es una mujer guapa, nunca lo había notado. Mientras escuchaba a los tres hablar me di cuenta de lo mucho que tiene en común con Andrés. Y aunque me cuesta decirlo, no se me hace raro que Andrés haya tenido una relación seria con ella aunque él siempre lo haya negado. Es alegre, dulce, inteligente y guapa.
Nunca había sentido esa inseguridad que experimente frente a ella, nunca me había sentido tan poca cosa.
Ya la conocía, pero nunca los había visto juntos platicando. Al verlos así, platicando, riéndose, no pude evitar pensar que hacían bonita pareja. Siempre que imaginaba a Andrés con alguien, lo imaginaba con alguien así, alegre como él. Yo no soy así, ya no soy como antes, pero estoy lejos de ser risueña.
Ya en el apartamento le dije lo que me había prometido mil veces no volver a mencionar.
-Marlene si fue tu pareja, ¿cierto?- Inmediatamente se puso serio.
-No entiendo para que quieres saber.-
-Para saber a que atenerme. Hoy al verlos juntos me sentí extraña, no sabia como reaccionar y no me gusto sentirme así. ¿Te molesta que te pregunte de ella?-

-No me molesta que me preguntes de Marlene, me molesta la razón por la que lo haces. No necesitas que atenerte a nada-
-Aun no me has contestado. ¿No me quieres decir?-
-Intentamos tener una relación, pero no funciono.-
Quería olvidar lo que le había preguntado, quería olvidar lo que me había dicho y sin embargo mi maldita boca me traiciono.
-¿Entonces por que salías tanto con ella? ¿Por qué ella pensaba que si tenían algo?-
-Laila, ¿en verdad quieres saber lo que hacia?-
No, yo no quería pero eso no evito que lo imaginara.
-Ahora entiendo lo que sientes por Gerardo- Yo no quise decir eso, al menos no a él que sé que le molesta que se lo mencione.
-No es lo mismo, yo no quería saber sobre tu relación con él. Tal vez se te olvida que yo estuve ahí todos esos años, que te vi con cada uno de los hombres con los que salías. ¿Ya se te olvido las veces que te encontré con ese imbécil? ¿En verdad crees que yo quería saber aun más?-
Debí quedarme callada, debí dejar que se calmara. Y así, de la nada, por tonta le pregunte,
-¿Por qué lo odias tanto? El no tuvo la culpa de todo lo que paso-
-¿Cómo te atreves a decirme eso?
-Andrés, por favor entiéndeme-
-Entiendo que te haya dolido perder a tu hijo, no puedo ni imaginar lo que sentiste. Puedo entender eso y las estupideces que preferiste hacer para aliviar el dolor cuando tenias a tanta gente que estaba dispuesta a ayudarte. Pero no puedo entender que lo defiendas. Sé que tú lo permitiste, pero eso no justifica lo que te hizo. Yo te entiendo, ¿pero me entiendes tú a mí? ¿Imaginas lo que yo sentía al saber lo que te hacia y saber que yo no podía hacer nada? ¿Te acuerdas de lo que me decías? ‘No te metas Andrés, no quiero escucharte.’ ¿Sabes lo que era desear que te enamoraras de alguien y te alejaras de él? ¿Entiendes lo que eso era para mí? El fue el peor de todos, te usó, te humilló, te golpeó, te forzó. Y todavía...-
Ya no dijo mas, estaba furioso y yo no pude decirle nada. Lo ultimo que escuche de él fue un -no puedo…no puedo- y se salió.

Me quede sentada en la cama un buen rato, no pude ni llorar. Nunca había pensando en todo eso, yo pensé que había sido porque no le había dado importancia, pero ahora se que lo hice por cobarde. Se que él tiene razón, pero también sigo pensando que Gerardo no tuvo toda la culpa. El también tenía problemas, y aunque eso no lo justifica, yo fui la que dejo que todo eso pasara.
Ayer trate de hablar con Andrés, trate de explicarle las cosas aunque no estaba segura de que exactamente tenía que explicarle. Solo en un momento me miro, entreabrió los labios como par a decir algo, pero se detuvo y aparto su mirada de la mía. Volvió a repetir -no puedo, no puedo-
-------------------------------------------------------------


Vuelvo a mirarlo, voltea, me regala una de sus sonrisas y me manda otro beso. Si, estos meses han sido una montaña rusa de emociones.


“Querido, adorado y sexy Andrés…”

14 comentarios:

Exenio dijo...

Caray, esos condenados celos ¿quién los inventó?

Maldito "conocimiento" (¿para qué querríamos saber más?), tan bien que algunos nos sentimos siendo engañados (¿¿??) (claro, cuando no conocemos ---o no queremos--- saber la verdad...).

...V_V

izaya dijo...

Uy... yo estoy convencida de que las mujeres tenemos atrofiados ciertos mecanismos, uno de ellos es el de la orientación, otro es el de saber cerrar la boca a tiempo.

!ngrata dijo...

Laila, no se ni que decir....adres te ama, ni debiste sentirte menos alado de ella, porque adres esta contigo, dentro de todo creo que le hizo bien a tu andres sacar todo eso que tenia atorado....amiga que puedo decirte, sabes que te aprecio, me entanta como te trata andres, como una niña, jejej amalo mucho!!!!

Vampire dijo...

tus palabras como siempre me hacen reflexionar, tienes suerte de tener a un hombre tan maravilloso a tu lado, yo por desgracia salgo de una para meterme en otra y no es con el afan de defender a los imbeciles que han estado en mi vida pero e llegado a la conclusion de que no es su culpa totalmente si no que en parte es mia y eso mi querida laila es un paso a la recuperacion de uno misma, aunque los demas no lo entiendan

Anónimo dijo...

¿ya no posteas? escribes cosas bonitas. saludos desde perú

Carthief dijo...

muy intenso, pero porque querrias saber mas de algo que no te toco vivir?? es una navaja muy filosa y he estado en las mismas circunstancias. saludos

Carthief dijo...

muy intenso, pero porque querrias saber mas de algo que no te toco vivir?? es una navaja muy filosa y he estado en las mismas circunstancias. saludos

The Animal dijo...

Hoy estaba leyendo a Neruda y me acorde de Ti, volvi y regresare cada que pueda recibe saludos, Cuidate...

izaya dijo...

Demonios, Laila! ¡Ya estamos por terminar septiembre y el primer comment es de junio!!

Si tienes muchas y buenas noticias (que es lo más seguro) al menos danos una pista.

Laila! dijo...

Laila, es increible todo lo q te puede dar Andrés, es extraño, yo no se que es ese amor de pareja que todos hablan, solo se que tengo a mi lado a un chiko al cual adoro, con trankas y weas penkas lo quiero mucho mucho!!! Aveces se me tensa el cuerpo pensar q dado un momento a otro lo pueda perder...
Saludos!
Me gusta tu blog!

Colector de hojas dijo...

Hooola Laila. Hace mucho que no entraba en tu blog. Y creeme que me da mucho gusto saber de ti, de que tu vida cambió.
Sublime...
Disfruta, lo mereces.
Saludos de este cronopio que regresará a su blog...
Vísitame alguna vez.
Que seas feliz (más)

tu puta triste dijo...

Quiero que sepas que éste, el tuyo, fue el primer blog que vi. El primer blog que leí y el primer blog que seguí. Te echo de menos.

Yuli dijo...

Laila se te extraña, espero que estes muy bien, que Dios te siga bendiciendo mucho, un fuerte abrazo.

desagradecida dijo...

Laila:

Convierte este blog en un libro. Esta maravilla tiene que ver la luz.